La insulina es probablemente una palabra que has escuchado antes y posiblemente la asocies con un medicamento que toman las personas con diabetes. En parte, esto es verdad; sin embargo, es importante entender que cada cuerpo produce insulina para regular la cantidad de glucosa en el cuerpo.

¿Qué es el páncreas y la insulina?

Como parte del sistema digestivo, el páncreas es un órgano ubicado en el abdomen detrás del estómago. Su principal responsabilidad es producir enzimas y hormonas como la insulina para ayudar a descomponer los alimentos y controlar los niveles de azúcar. A través de su función endocrina, el páncreas libera jugos en el torrente sanguíneo. A través de su función exocrina, excreta enzimas para descomponer los carbohidratos, proteínas y lípidos en los alimentos.

Una de las hormonas que produce el páncreas es la insulina, que desempeña un papel fundamental en la regulación de los niveles de glucosa en sangre. Después de producirse, la hormona se secreta en el torrente sanguíneo con el objetivo de regular la forma en que el cuerpo almacena y usa la glucosa y la grasa.

¿Cómo controla la insulina la glucosa?

La insulina envía señales al hígado, la grasa y las células musculares para que absorban la glucosa. Actúa como una llave que desbloquea la pared celular y media la cantidad de glucosa que ingresa a la célula. A su vez, la glucosa se usa como energía para ayudarlo a realizar sus actividades diarias. Demasiada glucosa hará que la insulina notifique al hígado para almacenar el azúcar en la sangre adicional; en consecuencia, cuando hay una necesidad de glucosa, la hormona insulina le pedirá al hígado que libere parte de la glucosa previamente almacenada.

¿Cuál es el papel de la insulina en la diabetes?

Se cree que el sistema inmunitario de las personas con diabetes tipo 1 ataca por error a las células productoras de insulina (también conocidas como células beta) y eventualmente las destruye. Las personas con diabetes tipo 1 tienden a perder la capacidad de producir insulina por sí mismas.

Aquellos diagnosticados con diabetes tipo 2 no producen suficiente insulina para satisfacer las necesidades del cuerpo. En otras palabras, hay demasiada glucosa en el torrente sanguíneo y las células no pueden absorber la energía y usarla de manera eficiente. Durante las primeras etapas de la diabetes tipo 2, las células beta producen más insulina para satisfacer las demandas adicionales. Con el tiempo, las células beta pueden desgastarse por la producción de insulina adicional y finalmente disminuir su producción. Eventualmente, algunos pacientes con diabetes tipo 2 pueden desarrollar resistencia a la insulina.

Un diagnóstico de diabetes es abrumador, pero seguir el plan de acción correcto puede ayudarlo a controlar sus síntomas. Si usted o alguien a quien ama ha sido diagnosticado recientemente con diabetes tipo 2, considere participar en un estudio de investigación como una opción. Quienes califiquen recibirán atención y medicamentos relacionados con el estudio, obtendrán una mejor comprensión de la afección y tendrán acceso a posibles nuevas opciones de tratamiento. Haz clic en el botón de abajo para saber más.

HAGA CLIC AQUÍ

Para obtener más información general, visite:

https://www.medicalnewstoday.com/info/diabetes/whatisinsulin.php
http://www.diabetes.co.uk/body/insulin.html
http://www.diabetes.co.uk/newly-diagnosed-with-type2-diabetes.html
https://www.medicalnewstoday.com/articles/10011.php